5 Elementos de tu cocina que hay que reemplazar por tu salud

0

Es difícil admitir que tus artículos favoritos de la cocina deban ser reemplazados, pero su uso continuo lleva a desgastarlos de tal manera que hay que sustituirlos por otros nuevos.

Dale una mirada rápida a tu cocina, y te darás cuenta que hay algunos utensilios que no puedes reparar y hay otros que son tan viejos o están en tal mal estado que pueden ser nocivos para tu salud.

Tal vez, tener que comprar utensilios nuevos te cause algo de preocupación porque significa que tienes que gastar dinero extra. Lo que te recomendamos es que verifiques cuales artículos de tu cocina debes reemplazar y cuales son rescatables. Aquí te dejamos algunos artículos, que en definitiva tendrás que cambiar.

Tablas de cortar

Las tablas de cortar, definitivamente no son utensilios que estén diseñados para durar toda la vida. Al contrario las tablas de cortar, ya sean de madera o de plástico, deben reemplazarse regularmente. El agua y el jabón solo limpiarán la superficie, pero si la tabla tiene cortes y marcas dejadas por el cuchillo, en ellas se alojan bacterias que infectan a la tabla y por ende a los alimentos que pongas sobre ellas.

Estas tablas se pueden reemplazar fácilmente, ya que son muy económicas. Tan pronto notes cortes profundos o muchos arañazos en la superficie de tu tabla de cortar, deshazte de ella. No vale la pena perder la salud por conservarla.

Esponjas

La esponja de lavar los platos es el artículo más sucio de la cocina, debido a que las bacterias y hongos se alojan en ella, ya que son porosas y todo el tiempo están húmedas. Lo ideal es cambiar la esponja cada dos semanas o por menos debes desinfectarla a diario con agua caliente y cloro, para matar a las bacterias y poder lavar tus platos con nuevamente con seguridad.

Lo máximo que debes esperar para reemplazar a la esponja es 8 semanas, dependiendo de la frecuencia y del modo en que la uses. Otro indicador para cambiar tu esponja es el olor, si notas un olor desagradable en ella, tírala de inmediato porque ya las bacterias se han apropiado de ella.

Espátulas de plástico

Cuando cocinas en ollas o sartenes antiadherentes, probablemente utiliza una espátula de plástico para evitar rayar la superficie de las mismas. El problema radica en que en algunas oportunidades ésta se queda en la sartén más tiempo del indicado y al final llega a derretirse. ¿Se debe tirar cuando esto pasa?

La respuesta la encuentras después que se enfría, ya que debes examinarla para comprobar si hay piezas de plástico colgando o si se deshace cuando frotas la parte derretida. Si es así, entonces debes reemplazarla de inmediato, para que no contamine tu comida.

Las espátulas de plástico son muy económicas, así que las puedes reemplazar con frecuencia. Los expertos recomiendan cambiarlas cuando hayan cumplido un año en tu cocina.

Electrodomésticos

Para reemplazar los electrodomésticos hay que pensar un poco más, ya que son los artículos de cocina más caros. Pero ¿Cuánto tiempo podemos esperar para cambiarlos? Y la respuesta es muy sencilla, cuando salgan artículos nuevos al mercado o cuando fallen irremediablemente.

Actualmente los fabricantes de electrodomésticos ofrecen menos durabilidad, porque necesitan mantener bajos costos y porque están innovando productos continuamente. La vida útil de funcionamiento de un electrodoméstico es de 10 a 15 años. Si presenta falla en ese lapso de tiempo lo mejor es repararlo, lo que te ahorrará mucho dinero a largo plazo. con lo que piensa bien al comprar un robot de cocina o una olla programable.

Ollas y sartenes

Todos tenemos algunas ollas y sartenes desde que empezamos a vivir solos de manera independiente, sin embargo el Consejo Estadounidense para una Economía Eficiente de la Energía, recomienda que si una sartén se dobla en el fondo, usa un 50% más de energía que una que tenga el fondo plano.

Las ollas y sartenes antiadherentes tiene una duración de 5 años aproximadamente, pero un indicativo para reemplazarlos, es cuando comienzan a pelarse u oxidarse. Si esto pasa debes eliminarlos de inmediato de tu cocina, ya que los recubrimientos antiadherentes contienen ácido perfluorooctanoico o PFOA, que resulta ser una sustancia cancerígena y definitivamente es algo que no desea incluir en tus alimentos.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.