Los suelos de madera, ahorro energético y confort

Los suelos de madera, ahorro energético y confort

Todas las familias quieren disfrutar del confort térmico en su hogar y, al mismo tiempo, ahorrar energía y, en consecuencia, en la factura de la luz. ¿Qué soluciones son más eficaces para climatizar una vivienda en invierno y en verano?

¿Que es el confort térmico? En el hogar, es la sensación que experimentan las personas cuando no sienten frío ni calor en las habitaciones. Hay que tener en cuenta que la percepción del confort térmico es subjetiva y diferente para cada persona. Además de los factores ambientales, como la temperatura, las corrientes de aire y la humedad, los factores personales, como el metabolismo y la edad, también influyen en la forma en que nuestro cuerpo reacciona a un cambio de tiempo.

Otros factores que influyen en una percepción diferente del calor o del frío son cómo vamos vestidos o si somos activos o sedentarios. Por eso más adelante daremos rangos de temperatura para que en la casa nos sintamos cómodos. La madera puede ser una gran aliada para conseguir este confort, a continuación te explicamos más al respecto.

¿El piso de madera es más cálido que los de otro material?

Se puede determinar con la propiedad física de los materiales que viene determinada por la ley de Fourier, que establece que el calor se transfiere en una dirección proporcional al material, su área y el gradiente de temperatura.

Un buen ejemplo práctico: si ponemos el pie descalzo sobre una superficie, la temperatura de ésta será diferente a la de nuestro cuerpo, y se producirá un intercambio de calor entre ambos. Este intercambio depende de la diferencia de temperatura entre nuestro cuerpo y la superficie que pisamos.

Un suelo de madera se siente más caliente o más frío que un suelo de granito, aunque tengan la misma temperatura. ¿Por qué? Algunos materiales conducen mejor la temperatura que otros.Se puede decir que la madera conduce de menor forma la energía que el granito.

Elige tus suelos de forma que te ayuden a ahorrar energía

No hay nada mejor que entrar en una casa caliente. Los suelos de madera son excelentes para la calefacción y la refrigeración. Puedes sentir el calor de una casa cuando entras desde fuera. Los suelos de madera natural no tienen mucha capacidad para robar el calor de los pies al caminar, debido a su baja capacidad de conducción termica. Caminar sobre un suelo de madera es una sensación cálida y agradable. Además, los suelos de madera son un aislante, por lo que marcan la diferencia.

Usa suelos radiantes de madera

Si necesitas la recomendación de una tipo de suelo de madera que pueda ayudarte a ahorrar mucha energía, podemos recomendarte el suelo radiante con madera. Consiste en una red de tuberías bajo el suelo por la que circula agua a una temperatura superior a la del exterior.

La madera es un gran material con excelentes propiedades, pero requiere cierta moderación en algunas situaciones. Es un aislante natural, y cuando la temperatura y la humedad cambian, se contrae y se expande.

En lo que respecta a la pérdida de eficiencia del sistema de calefacción de madera, debemos decir que existe dicha pérdida. Muchos de los expertos afirman que un 10%. Aunque es algo, no es un porcentaje para evitar el uso de la madera en el suelo radiante. Por otro lado, hay que decir que todos los materiales presentan alguna resistencia, y la eficiencia del conjunto es más importante que la de un solo material.

Neouser

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.