Como limpiar cristales con las últimas tendencias y tecnologías

0

Conocer los productos especializados para la limpieza de los cristales es fundamental para no dañarlos. Es recomendable leer siempre las etiquetas y las instrucciones del fabricante debido a que cumplen funciones diferentes y no son aptos para todos los cristales.

Por otra parte, si no es de tu interés gastar dinero en los productos industriales, podrás aprovechar aquellos que normalmente tenemos en casa como el vinagre, el amoniaco, el almidón de maíz; también puedes usar ingredientes naturales como la patata (papa) y la cebolla.

Para mejores resultados ten en cuenta lo siguientes trucos y consejos:

Estos consejos te serán útiles si no deseas limpiar los cristales con aparato profesional.

  • Escoge si te es posible el momento en que el sol no incide directamente en los cristales de lo contrario pueden quedar manchados. El mismo resultado habrá si hace mucho viento.
  • Limpiar primero los marcos.
  • Cristales muy sucios: limpia con un paño mojado en agua caliente y unas gotas de lavavajillas o el producto para cristal deseado hasta quitar toda la suciedad. Luego frotar con un paño humedecido en agua caliente y vinagre o el que prefieras.
  • Cristales medianamente sucios: pasar un paño mojado en agua caliente y unas gotas de amoniaco (es un potente desengrasante pero también un químico bastante tóxico). ¿Cómo puedes solucionar este inconveniente? Sustitúyelo por vinagre de limpieza. Usa 1 parte de vinagre por 3 o 5 de agua en dependencia del olor. ¡Quedarán relucientes!
  • Cristales algo sucios: solo pulverizar con una mezcla de agua y vinagre las zonas manchadas del cristal y frotar con un paño.
  • Siempre inicia la limpieza por dentro, pues si lo haces a la inversa, el agua que uses se ensucia rápidamente. Luego, continúa la limpieza por fuera.
  • La mejor dirección para obtener óptimos resultados es pasar el paño de arriba hacia abajo. No se te olviden los contornos de los cristales.
  • Seca inmediatamente los cristales una vez mojados.
  • Truquito infalible: para eliminar con eficacia las manchas limpia la parte de dentro en horizontal, la externa en vertical. Si queda alguna mancha lo sabrás enseguida.

Si no quieres gastar tu dinero en paños para la limpieza, puedes aprovechar los filtros de café o mantener la tradición del periódico viejo, recuerda que el nuevo suele manchar y eso no queremos.

Hay quienes recomiendan un truco de la abuela: en un litro y medio de agua diluir media cucharadita de almidón de maíz y aplicarlo con una esponja. Una vez se seque la mezcla, retirar con papel humedecido en vinagre de limpieza o vinagre blanco de cocina.

Otros trucos que avalan las amas de casa y dejan relucientes tus cristales son los que se hacen con ingredientes naturales como la cebolla y la papa. Si eliges la papa, solo tienes que cortarla a la mitad, frotar los cristales con ella y dejarla actuar durante 5 minutos. A continuación pulverizar la superficie con una mezcla de agua y vinagre, retirar con un periódico y listo. En el caso de la cebolla es la misma operación y para eliminar su olor, a la mezcla que hagas debes añadirle bicarbonato de sodio que, como bien sabes, inhibe los olores. Estos dos sencillos y económicos trucos te sirven para limpiar a fondo los cristales cuando están muy sucios.

Aparatos para limpiar cristales

Sin menospreciar lo útil y barato que han sido históricamente el paño y el periódico para la limpieza de los cristales, totalmente cierto es que los aparatos limpiacristales logran un resultado mejor. Seguramente lo tendrás en cuenta si las superficies son muy grandes y de difícil alcance. Las variedades de instrumentos para este fin llueven en el mercado.

Los más convencionales son las regletas o gomas limpiacristales, los hay extensibles, con palo telescópico con un alcance hasta de 415 cm, con 3 funciones en 1; existen otros para ventanas de acero inoxidable. La lista es interminable.

Estos accesorios son muy fáciles de usar. Se componen de una goma que retira el exceso de agua. También los hay compuestos, por una cara tiene la goma, por otra la esponja. Siempre que limpies con estos accesorios debes finalizar con el secado de los cristales.

Muy importante, siempre que pases la regleta o goma debes secarla con un paño para que no acumule agua y el resultado sea de 10. Están los más modernos ya sean eléctricos, inalámbricos o magnéticos que incorporan más de un accesorio.

Las aspiradoras limpiacristales por lo general son 3 en 1. Limpian, pulverizan y aspiran. Modelos y marcas hay para escoger, aquí te mencionamos la Kärcher WV 5 Plus o el modelo Vileda Windomatic.

Existen los aparatos limpiacristales magnéticos, muy útiles para los ventanales altos y de corredera. Destacan porque es capaz de limpiar el cristal exterior como el interior. Son muy sencillos de usar: están compuestos de dos partes iguales, una se coloca afuera y la otra adentro y quedan unidas por el imán; solo debes mover una de las partes y ya tienes resuelto el problema.

Por último, están los robots limpiacristales. También hay para escoger. Es lo más actual en el mercado. Estos equipos tienen un potente sistema de fijación, sistema autónomo y multifuncionalidad. Son prácticos aparatos de limpieza, ahorran tiempo y esfuerzo. Se adaptan a vidrios enmarcados y diferentes tipos de cristales, todo de acuerdo al modelo y marca del equipo. Son ideales para la limpieza de superficies grandes y sencillos de manejar.

Uno de los más asequibles es el Alfawise. Similar aparato pero elevado precio acorde a las prestaciones es el robot Hobot. Y otro robot limpiacristales algo costoso es el Winbot 950.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gusta lo que hacemos? Síguenos