Esta caja de arena inteligente controlará la salud de tus gatos

Nuestras mascotas no podían faltar en tener beneficios de los dispositivos inteligentes que van sacando al mercado. En esta ocasión presentamos un casa de arena denominada Petato Footloose, que como toda buena idea que se precie hoy en día apareció en kickstarter superando en la primera hora las pretensiones de $50.000 y actualmente se acerca a los $300.000 

Una casa de arena inteligente para gatos que no sólo es capaz de limpiarse sóla 8 minutos después de que nuestro gato haga sus cosillas, que canaliza todos los deshechos a una bolsa de residuos que es fácilmente extraible para tirar a la basura.

Funciona con cualquier basura  que podamos imaginar, si no que se conecta mediante Wi-Fi a una aplicación que hace un seguimiento del peso, frecuencia, volumen de la excreción y duración del uso de nuestros gatos, con ayuda de sus tres sensores  de peso y cuatro medidores de posición, que incluso son capaces de diferenciar entre varios gatos. La precisión del peso aún no es suficiente para gatitos recien nacidos.

Se que estarás pensando que lo mismo no te hace falta tener tanta información de tu gato por mucho que le adores, pero según los veterinarios el comportamiento del baño es el barómetro de la salud, el Petato Footloose analiza los datos para alertar de las principales señales de si tu gato está enfermo o tiene aumentas o pérdidas de peso excesivas, micción demasiado frecuente o excesiva, si pasa tiempo sin hacer nada y mucho más.

Datos que podrás seguir con una aplicación en tu móvil y te indicará si hay alguna anomalía y son datos con los que en un determinado momento tendremos completamente actualizados y registrados si tenemos que visitar al veterinario.

Es completamente seguro, tiene tres capas de protección para evitar realizar procesos automáticos con gatos cerca gracias a sus sensores de ondas milimétricas que captan movimientos en un rango de 30 cm, que de hacerlo se detiene de inmediato y se reanudará cuando vea que el perímetro está seguro.

Cuando tiene que limpiarse, la sección interior se voltea hacia atrás tirando la basura no utilizada a través de una rejilla para aislar sólidos y cae a un compartimiento sellado. Este proceso impide que un gato entre mientras ocurre claro está. Ya en la parte trasera tenemos una unidad de desodorización y descontaminación denominado fotocatalisis, el mismo que realiza la NASA en misiones espaciales nada menos.

Este es el proceso de limpieza:

Si entramos en su diseño vemos que es atractivo para que nuestros animales se sientan cómodos de usarlo, con una buena abertura para que los gatos más grandes puedan entrar sin problemas sin sentir agobios. Se puede iniciar la limpieza de forma remota y el vaciado y pagado a través de una aplicación, incluso programar las horas de sueño para que no haga el menor ruido.

El precio aún esta por ver, pero ronda los $300 y tenemos que pensar que está hecho con buenos materiales y le vamos a dar un buen uso para cuidar la salud de nuestro compañero gatuno.

Contenido relacionado

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.