Refrigerador y lavadora ¿Qué saber para una buena compra?

Refrigerador y lavadora ¿Qué saber para una buena compra?

Muy recientemente en la historia, a partir de la mitad del siglo XX, la lavadora y la refrigeradora lograron ser alcanzables para un trabajador promedio y a producirse de manera masiva. Dada su relevancia para suplir necesidades de la vida diaria la elección correcta de estos artículos resulta fundamental si consideramos que nos acompañarán varios años.

Lo que hay que saber sobre la refrigeradora…

Empecemos con la refrigeradora. Una de las primeras características a tener en cuenta es la amplitud del espacio donde se colocará el artefacto. En lo posible, elegir un sitio que permita mover el electrodoméstico para su adecuada limpieza. Por otro lado, el volumen de integrantes del hogar será otro condicionante para seleccionar la cantidad de litros adecuada.

Otro factor a tener en cuenta es la elección entre refrigeradoras no frost o frost. Estas últimas generan un frío húmedo que mantiene la humedad propia de los alimentos y, por este motivo, es preciso cubrirlos para evitar malos olores. Este tipo de enfriamiento es el tradicional y requiere descongelar el artefacto cada 4 a 6 meses. Hay que recordar que la escarcha de más de 3 milímetros consume un 30% más de energía. Por el contrario, las no frost emiten un frío seco. En este caso deberán cubrirse frutas y verduras para evitar que se sequen por demás. Este subtipo no requiere descongelamiento porque elimina la formación de hielo en el freezer.

Con las tendencias de decoración, las refrigeradoras también deben lucir bien y acompañar la comodidad y el buen gusto. Las hay blancas clásicas, color plata, modernas en negro mate o las más novedosas en color grafito. Esto hace que además de tener en cuenta las variables técnicas debamos observar que combinen con nuestra cocina. Además, las fábricas buscan ofrecer comodidad, y por eso traen más compartimentos para colocar los alimentos en orden y de manera sectorizada.

En el caso de la lavadora…

En segundo lugar, se encuentra la lavadora. Otro artículo al que se aspira que su vida útil sea longeva y eficiente. Con el avance de la tecnología las lavadoras ofrecen diferentes programas de lavado y centrifugado así como paneles digitales dejando atrás las antiguas teclas que simulan interruptores o perillas manuales. Ahora bien, con respecto a las funcionalidades es preciso tener en cuenta, al igual que la refrigeradora, el tamaño del lugar donde el artefacto irá colocado. También es importante conocer el volumen de la familia y la cantidad de cambios de ropa para determinar la capacidad que la máquina debe albergar.

Las lavadoras pueden tener una carga frontal o carga superior. Las que poseen carga frontal suelen tener mejor propaganda porque su efectividad reside en que sus lavados son más largos y centrifugan mayor cantidad de líquido y, por supuesto, las telas quedan más secas. Sin embargo, son más caras y producen cierta incomodidad al requerir a las personas que se inclinen para cargarlas. Aquellas que tienen carga superior cuestan menos dinero y son más confortables en su uso aunque utilizan más agua y gastan más electricidad. Otra variable es la velocidad del centrifugado que se informa mediante las siglas R.P.M. (revoluciones del tambor por minuto). Los modelos ofrecen desde alrededor de 400 a 1600 rpm. Que ofrezca un nivel de centrifugado alto permitirá evitar dolores de cabeza durante los días de lluvia.

Con el avance de la tecnología estas máquinas ofrecen distintos programas que permiten disponer un tipo de lavado para diferentes prendas. Si bien en general, no solemos utilizar más de tres programas. es preferible tenerlos en cuenta para cuidar adecuadamente la indumentaria y ropa de cama. Siguiendo estas indicaciones básicas comprar una refrigeradora o lavadora será práctico y, con un cuidado adecuado, durarán muchos años de nuestras vidas.

 

Neouser

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.